Jessica Maldinado | Marisol Orrego ist Mitglied des Gründungskurses des Schönstatt-Frauenbundes in Chile, zweisprachige Chefsekretärin mit Abschluss in Außenhandel. Se caracteriza por su alegría y confianza filial, especialmente en tiempos de dificultad.

En el Santuario de Bellavista, le regaló su corazón a la Santísima Virgen, incorporándose a la Liga Apostólica Femenina, llegando a ser Jefa de Rama por 3 años.

Descubrió su campo apostólico en la Corporación Proyecto Esperanza, un programa de acompañamiento para la sanación espiritual y emocional de mujeres y varones que sufren las secuelas por el aborto de un hijo. Ayudan a estos padres, a elaborar el dolor, para alcanzar el perdón y la paz, a través de la acogida, comprensión y confidencialidad, facilitando el encuentro de la madre y/o el padre con ese hijo que fue víctima de un aborto. La corporación ha desarrollado un notable trabajo en la defensa de la vida, como por ejemplo el nombramiento del día 25 de marzo como el día del niño por nacer – en Chile – y la construcción de la capilla de la Dulce Espera, en la ciudad de Santiago, comuna de Puente Alto, que tiene la expectativa de llegar a ser, en un futuro cercano, un gran Santuario por la Vida. La imagen de gracias – la Virgen de la Dulce Espera- contiene en sí misma la imagen de la Santísima Trinidad: el Padre es reflejado en la mirada de la virgen hacia el cielo, el Espíritu Santo simbolizado por la paloma sobre su pecho y el Hijo en la delicadeza de su mano sobre su vientre.

Actualmente Marisol vela por el cuidado de la capilla y acompaña la vida pastoral que ha surgido en ella, reuniéndose con vecinos del sector que han formado una comunidad de oración. Rezan el rosario por la vida y por las madres que piden el don de un hijo, también rezan la coronilla de la misericordia por todos los que sufren en el mundo. En tiempo de pandemia, en forma virtual han sido fuente de consuelo y esperanza para numerosos enfermos. En su anhelo de prestar un mejor servicio apostólico está realizando un Diplomado de Catequesis y un Programa de Evangelización Digital.